modulo menu principal

fase ray

cuerda1

anuncio portfolio

Marines desembarcan en La Línea

Ante todo permítanme un tono humorístico e irónico en este artículo, pues es difícil contarlo sin reirse. Bueno, también se podría dar otro enfoque, pero prefiero reír a llorar ante este tipo de hechos.

Repasando antecedentes históricos en los que hay una ocupación del territorio español y linense (o istmo) por parte de los británicos, nos faltarían dedos para poder contabilizarlos. Posiblemente uno de los más recientes fue el ocurrido en marzo de 2002, un domingo de Carnaval.

El día al que nos referimos dibujaba bellas estampas costumbristas de La Línea en la "playa de los Manolos": pescadores de gorra calada, paseos familiares, visitantes camino de Gibraltar y el desatento bullicio del Carnaval en la ciudad.

marinesEl escenario, la "playa de los Manolos", pegada a Gibraltar, es un residuo de la desaparecida "playa de San Felipe". Está poco frecuentada por los bañistas, y de los habituales casualmente más de media docena se llaman Manolo, así que con ese nombre la playa recibió ese bautizo tan popular y español. Por aquel año de 2002 ellos mismos colocaron un cartel que indicaba el nombre de la renombrada playa, lo que sirvió para que se popularizara con ese nombre cuando los medios de comunicación nacionales se refirieron a ella para relatar los hechos.

Pues aquel día una "goma" o embarcación neumática se acercó a gran velocidad hacia la orilla de los 10 metros de playa que ocupa la descrita. En un principio parecía navegar sola y cargada de bultos negros, pero al aproximarse, los testigos comprobaron que se trataba de 30 marines británicos armados hasta los dientes encapsulados en ropas negras. Algún pescador, antes de llegar a tierra ya les decía que "no" con gestos y haciendo comentarios del tipo: "¡que aquí no es!", "¡que esto es España!", "¡pero serán capullos!" Las diplomáticas orientaciones no sirvieron para nada. Ni caso. Llegaron a tierra y desembarcaron en territorio español realizando toda una muestra de posturitas que parecieran diseñadas por el coreógrafo de Steven Seagal. Sin entender qué ocurría comenzaron a rebozarse en arena a la orden de "¡tripa a tierra!", pero en inglés (sería algo como "body to sand Yónatan, que yo te cubro".

Suerte hubo para los invasores de que el cabo Don Friolera, guardia de la frontera, no estubiera trabajando o de paisano paseando por allí, que seguro que mandando huevos les hubiera echo nadar mar adentro después de pincharles la goma a punta de tricornio. O simplemente que no estuviera el coordinador vial de acceso a Gibraltar, conocido por el nombre técnico y abreviado de "varilla", porque les hubiera gorreado hasta Barbate. ¡De buena se libraron!

Finalmente se personaron en el lugar de la invasión dos policías locales, que lejos de iniciar una guerra contra Gran Bretaña o la reconquista de Gibraltar se limitaron a informar a los "Rambo Team" sobre el lugar donde se encontraban. Seguidamente les comunicaron las modalidad de evacuación que iban a seguir para evacuar la playa: "Cuento diez, como no os vayáis os endiño ahhínn" (levantando el puño amenazante con trayectoria de picado y mordiéndose la punta de la lengua). Cuando el conteo iba por el número 2, los 30 soldados volvieron a su goma pegando los saltos del ninja de las películas y temerosos de un inminente ataque policial decían "¡que alguien cubra la retirada!".

A medida que la embarcación se alejaba un grito de advertencia de las Fuerzas de Seguridad del Estado dejó su eco tres días en la roca con el grito de "y como volváis... os enteráis, mamones... que me he quedao con vuestra cara".

Y ahora más en serio, la versión oficial de aquel incidente fue la de "un error inexplicable"... y tanto que inexplicable.

La versión popular calificó aquello como una ridícula provocación.

La foto corresponde al ABC del día 18/02/2002.

anuncio contentbotton

RETROFOTOGRAFÍAS

Últimas retrofotografías de La Línea

NUESTRA WEB

Valores, filosofía, objetivos...

¿Quiénes somos?

Un pequeño grupo de linenses preocupados por la investigación de nuestra cultura y su difusión.

¿Qué perseguimos?

Se trata de un proyecto nacido el 28 de febrero de 2013 sin ánimo de lucro, que quiere convertir el valor cultural de La Línea en sentimiento de pertenencia para los linenses y una fuente de riqueza económica.

Nuestra diferencia

Vemos y mostramos La Línea desde lo positivo, descubriendo su riqueza y fijando la mirada en el futuro. Rechazamos la gente tóxica.

Nuestros contenidos

Los artículos de esta web son de elaboración propia, fruto de una labor investigadora. Están registrados legalmente en la Propiedad Intelectual, por tal motivo nadie tiene autorización para copiarlos. Para ser usados por algúna persona, debe ser bajo permiso del administrador de esta web. 

 

JoomBall - Cookies