modulo menu principal

fase ray

cuerda1

anuncio portfolio

Decimocuarto asedio a Gibraltar

Decimocuarto asedio a Gibraltar. los arenales del istmo como campo de batalla.

Tras varios años de conflictos comerciales y territoriales con Inglaterra, Carlos III siendo rey de España, renueva el III Pacto de Familia con la Francia de Luis XVI en el Tratado de Aranjuez, el 12 de abril de 1779. El objetivo de esta alianza era principalmente, el de  luchar para defender sus intereses comerciales y territoriales de las posesiones americanas frente al país insular. En este contexto bélico también fue protagonista la Guerra de la Independencia de EE.UU. (1775-1783).

El 16 de junio de ese mismo año, España declara la guerra a Gran Bretaña. De esta manera, cinco días después se produce el bloqueo de la plaza, comenzando así el decimocuarto asedio a Gibraltar o el “Gran asedio”.

Los primeros cañonazos se originaron el 12 de septiembre de 1779 ante las obras militares que se estaban ejecutando en el campo español. Este asedio tiene dos periodos bien marcados por las diferentes estrategias aplicadas para intentar conseguir la reducción de la plaza: desde su inicio hasta el verano de 1782 y desde esta fecha hasta su finalización en 1783.

En la primera parte, se intentó hacer caer la ciudad asediada con un infructuoso bloqueo del estrecho, debido a la escasa flota de buques de guerra que dirigía el almirante mallorquín Antonio Barceló como Jefe de Escuadra. Hubo dos grandes rupturas del blindaje, uno en 1780 por el almirante Rodney y otra al año siguiente por el almirante Darby, con un centenar de barcos. De un modo constante, también arribaban al territorio asediado mercancías procedentes de Marruecos hasta finales de 1780.

Mientras el bloqueo suponía la principal estrategia española, en el istmo se vivía un continuo infierno de disparos de cañones y obuses, mientras tanto se construían y reconstruían las obras de ingeniería militar. En este sentido, hay que destacar el inicio de cara norte del peñón para asomar la artillería, la cual ofrecía disparo fácil y efectivo hacia el campo español. Esta obra de carcomido concluyó poco antes del final de la contienda.

Evaluando la ineficiencia del bloqueo marítimo por parte del bando español, se optó por realizar ataques desde la bahía cambiando así la estrategia de los asediadores y que se evidencio de manera destacada en el ataque a la plaza del día 13 de septiembre de 1782. Para esta fecha se aceptó el proyecto del ingeniero D´Arçon, el cual ideó una batería flotante con la cualidad de ser prácticamente indestructible, incluso para las incendiarias “balas rojas”. Estas naves tenían calado similar a un buque de 80 cañones, que por carecer de un sistema autónomo de propulsión, tenían que ser remolcadas y ancladas en la posición de ataque. Las más grandes, con dos puentes, montaban hasta 28 cañones y albergaban 700 personas. Un sistema de circulación interior del agua marina, tenía el efecto de evitar el incendio de la nave provocado por las “balas rojas”.

Durante la madrugada, comandadas por Luis de Córdoba, se ubicaron un total de 10 de estas naves frente a Gibraltar a modo de muralla, que comenzarían con un cañoneo incesante, simultáneamente al ataque de los buques a las órdenes de Barceló en Punta Europa y las baterías del istmo.

En este rotundo ataque se planeó la participación de lanchas cañoneras mejoradas por Barceló, al dotarlas de blindaje. Este dañino navío montaba un cañón de a 24, usaba bala roja y se desplazaba con 14 remos por banda, dotándola así de una notable maniobrabilidad. El cometido que tenían las cañoneras era el de proteger a las baterías flotantes en una relación de 4 a 1.

 Todo preparado para concluir con la actuación de la infantería, que desembarcaría desde la bahía y entrando por Puerta Tierra, pasadas las 10:00 am, comenzaría una endemoniada tormenta de pólvora lanzadora de gran cantidad de proyectiles cruzados. Este plausible plan acumuló una serie de errores que llevaron al desastre bélico y al drama humano. Las baterías del istmo sólo llevaban munición para tres horas de combate; no todas las baterías flotantes fueron ubicadas en el punto exacto donde se pretendía para que pudieran alcanzar blanco, no resultando efectivas ante el efecto incendiario de las balas rojas; y por último, las 40 cañoneras de Barceló no entraron en combate.

A partir de esta fecha, se optó por intensificar el bloqueo de la plaza. En este sentido es de resaltar la labor del Luis de Córdoba ante el almirante Howe, al que le bloqueó la entrada a Gibraltar para suministrar mercancías, haciéndole huir a Lisboa tras varias escaramuzas.

El 3 de septiembre de 1783 concluyeron los enfrentamientos con la Paz de Versalles. Se concretó la entrega a Francia de varias islas de las Antillas Menores junto a algunos fuertes de África y Asia. Los británicos reconocieron la posesión para España de Menorca, conquistada en 1882, devolviendo Florida, y costas de Nicaragua y Honduras.

El último asedio a Gibraltar nos deja la cifra de 265.861 y 186.948 disparos de artillería de españoles y británicos respectivamente, que entre heridos, fallecidos en enfrentamientos, condenados a muerte, desertores y barcos apresados, justifican el nombre por el que se conoce este hecho histórico, el “Gran asedio”.

anuncio contentbotton

RETROFOTOGRAFÍAS

Últimas retrofotografías de La Línea

NUESTRA WEB

Valores, filosofía, objetivos...

¿Quiénes somos?

Un pequeño grupo de linenses preocupados por la investigación de nuestra cultura y su difusión.

¿Qué perseguimos?

Se trata de un proyecto nacido el 28 de febrero de 2013 sin ánimo de lucro, que quiere convertir el valor cultural de La Línea en sentimiento de pertenencia para los linenses y una fuente de riqueza económica.

Nuestra diferencia

Vemos y mostramos La Línea desde lo positivo, descubriendo su riqueza y fijando la mirada en el futuro. Rechazamos la gente tóxica.

Nuestros contenidos

Los artículos de esta web son de elaboración propia, fruto de una labor investigadora. Están registrados legalmente en la Propiedad Intelectual, por tal motivo nadie tiene autorización para copiarlos. Para ser usados por algúna persona, debe ser bajo permiso del administrador de esta web. 

 

JoomBall - Cookies