modulo menu principal

Buscar La Línea de la Concepción

fase ray

cuerda1

anuncio portfolio

Duodécimo asedio a Gibraltar

La Línea de la Concepción como escenario de los asedios a Gibraltar. Un mes después de la pérdida de Gibraltar por el ataque de una flota anglo holandesa, el 4 de agosto de 1704, la respuesta militar española no se hizo esperar dando lugar así al undécimo asedio a la plaza.

En el mes de agosto la armada francesa se dirigió a Málaga donde se le unieron algunas galeras españolas con la misión de enfrentarse a la flota anglo holandesa a las órdenes del almirante Rooke. El día 24 de septiembre salió el conde de Tolosa del puerto malagueño en busca del enemigo con 77 barcos, 24277 hombres y 3577 cañones.

Cuando sólo habían navegado algo más de 30 millas, la flota francesa se encontró con la anglo holandesa, que contaba con un número similar de barcos, 22543 hombres y 3614 cañones. A las 10 de la mañana empezaron los cañonazos, que no cesaron hasta el ocaso. Durante todas estas horas de combate llama la atención que no se produjera ni un solo naufragio o embarcación rendida, aunque si se produjeron 5767 fallecidos. El día 25 amaneció y no se produjo un solo disparo, retirándose la flota francesa a Alicante. En caso de haber presentado batalla ese nuevo día, posiblemente se hubieran alzado con la victoria. Tenemos que recordar que después del ataque a Gibraltar, un par de semanas antes, la flota anglo holandesa andaba escasa de pólvora y munición no pudiendo haber soportado una nueva jornada de hostilidades.

A final de septiembre de 1704 el marqués de Villadarias ya se encontraba en el campo de batalla contando con 9000 soldados españoles y 3000 franceses, frente a unos 2000 que defendían Gibraltar a las órdenes del príncipe Hesse. Las primeras actuaciones militares vinieron de la mano del ingeniero militar Bernardo Elizagaray, que comenzó a abrir trincheras en el istmo hacía el sur, hasta llegar lo más cerca posible a las murallas de la puerta de Tierra durante unos días de intensas lluvias. Según la publicación “Gaceta de Madrid” los ataques se iniciaron el 21 de octubre de 1704 desde la torre del Molino y con un par de baterías emplazadas por Elizagaray. Estos ataques estuvieron asistidos personalmente por el mismo Villadarias hasta las 5:00 de la mañana.

El príncipe Hesse, esperando un ataque simultáneo por mar y tierra, rápidamente reforzó la defensa del Muelle Nuevo y la puerta de Tierra. En ningún momento consideró plausible un ataque  por sorpresa, cuestión que sí intentó el marqués de Villadarias. El cabrero Simón Suarte, gibraltareños que acababa de sufrir el éxodo a San Roque y buen conocedor de privilegiados senderos de “la roca”, se ofreció para conducir a las tropas españolas con seguridad para atacar la plaza desde el monte. Esta propuesta fue aceptada por Villadarias, que estaría simultaneada con la embestida de tropas por la puerta de Tierra y el ataque de la flota francesa. El 10 de noviembre, el patriota coronel Figueroa al mando de 500 héroes voluntarios armados solamente con un fusil y tres cartuchos, ascendieron hasta la cima para después buscar refugio en la cueva de San Miguel. Inmediatamente después 1500 soldados debían ocupar posiciones al norte de la muralla árabe, pero esto nunca llegó a ocurrir. Al alba el coronel Figueroa, percatándose de que los 1500 soldados no habían ocupado sus posiciones, desplegó a sus hombres a lo largo de la cumbre. La mala fortuna hizo que fueran descubiertos y atacados por el príncipe Hesse. Unos 200 soldados fueron hechos prisioneros y prácticamente el resto murieron por fuego enemigo o por lanzarse al vacío intentando evitar su captura. Mientras esto ocurría, la escuadra francesa al mando de Pointy, no sólo no inició el ataque previsto, si no que fueron atacados con éxito por el almirante Leake. Este acertado plan acabo en desastre.

Con continuo fuego de la artillería, la contienda pareció equilibrarse con un exitoso ataque naval francés en diciembre, donde capturaron tres barcos ingleses, hundieron uno e interceptaron cuatro. El 14 de enero, tras haber hecho brecha en la muralla norte, se intentó un asalto que terminó en fracaso, en parte justificado por el pobre apoyo francés, cuando la entrada en la plaza la daba por hecha el marqués de Villadarías.

Al no producirse una rápida conquista de la plaza, el 8 de febrero de 1705, el marqués de Villadarías fue reemplazado por el mariscal francés Tessé, que ubicó su residencia en las proximidades de la desembocadura del río Cachón. Con este cambio también se incorporaron al campo de batalla 1000 granaderos de Castilla, 4000 infantes, 4 compañías de la compañía de Orán y 17 navíos de guerra.

Tessé, preparando un ataque simultáneo por mar y tierra, distribuyó su flota estratégicamente en Punta Carnero, en la zona de levante del peñón y en Cádiz, siendo sorprendidos el 17 de marzo por el almirante Leake, desbaratando los planes de conquista.

Después de un invierno con tantos temporales, enfermedades de los soldados y la mala fortuna, se retiraron las tropas españolas dejando soldados suficientes en el istmo para desalentar cualquier intento de ocupación inglesa. En mayo de 1705 se da por concluido el sitio.

anuncio contentbotton

RETROFOTOGRAFÍAS

Últimas retrofotografías de La Línea de la Concepción

NUESTRA WEB

Valores, filosofía, objetivos...

¿Quiénes somos?

Un pequeño grupo de linenses preocupados por la investigación de nuestra cultura y su difusión.

¿Qué perseguimos?

Se trata de un proyecto nacido el 28 de febrero de 2013 sin ánimo de lucro, que quiere convertir el valor cultural de La Línea en sentimiento de pertenencia para los linenses y una fuente de riqueza económica.

Nuestra diferencia

Vemos y mostramos La Línea desde lo positivo, descubriendo su riqueza y fijando la mirada en el futuro. Rechazamos la gente tóxica.

Nuestros contenidos

Los artículos de esta web son de elaboración propia, fruto de una labor investigadora. Están registrados legalmente en la Propiedad Intelectual, por tal motivo nadie tiene autorización para copiarlos. Para ser usados por algúna persona, debe ser bajo permiso del administrador de esta web. 

 

JoomBall - Cookies