fase ray

cuerda1

anuncio portfolio

Noveno asedio a Gibraltar

Gibraltar, anexionada a la corona de Castilla por Enrique IV y siendo alcaide el caballero jerezano D. Esteban de Villacreces, vivió su noveno asedio con una duración de 15 meses. Es el noveno asedio a Gibraltar.


Como antecedente a este hecho identificamos el conflicto surgido durante el octavo asedió en la plaza entre las casas de Medina Sidonia y la de Arcos. Como facilitador de este noveno sitio, es también importante señalar la situación de debilidad en la que se encontraba el rey Enrique IV tras la "Farsa de Ávila". Este hecho histórico surgió por la rivalidad de poderosos grupos de la nobleza. El grupo rival del entorno del rey estaba liderado por el marqués de Villena, que tras un entramado conspiratorio nombró rey de Castilla al hermano de Enrique IV, el infante Alfonso, en 1465. Aunque Enrique IV mantuvo vigente su posición de monarca hasta el final de la crisis en 1468, por encima de las pretensiones de su hermano. Fue conocido como Alfonso XII el Inocente y supuso un signo de vulnerabilidad que alentó al duque de Medina Sidonia a desafiar el poder del rey, poniendo sitio a Gibraltar.

En 1466, cuando D. Esteban de Villacreces comenzó a observar la llegada de las huestes asidonienses en las proximidades de Gibraltar, envió una misiva de socorro a Enrique IV y a D. Beltrán de la Cueva, que era su cuñado y válido del rey. Ante los conflictos generados en la nobleza del reino, el rey sólo pudo enviar una carta a la población de Gibraltar solicitándoles lealtad y apoyo a su alcaide durante el asedio.
Desde el comienzo de la campaña, en abril de 1466, D. Esteban de Villacreces decidió refugiarse con la población en la zona fortificada. Las tropas de Medina Sidonia, asentadas en las arenas del istmo, ocuparon la zona civil de la población gibraltareña una vez evacuada, para iniciar el ataque a las murallas de la fortaleza. Tras diez meses de contienda, durante el mes de febrero, se presentó en el escenario bélico el primogénito del duque, D. Enrique de Guzmán, con gran número de soldados de a pie y con maquinaria militar de asedio, entre las que se encontraba una lombarda. Con este incremento de potencial bélico consiguieron abrir brecha en las murallas y penetrar en la fortaleza. Las tropas defensoras se atrincheraron en la torre del homenaje defendiéndose con valor y destreza, a la espera de recibir la ayuda del rey.

La hambruna hizo que los sitiados se comieran las hierbas, hojas, raíces, zapatos y cueros hervidos. Mientras tanto, se ofrecían desde el ducado capitulaciones que fueron rechazadas sistemáticamente por el alcaide de la plaza. Algunos de los defensores desertaban y se entregaban a la clemencia de los atacantes. Tan penosa fue la situación para los atrincherados que se rindieron y entregaron la plaza en junio de 1467.

Encarcelado D. Álvaro de Villacreces, le sustituyó D. Pedro de Vargas, que cuando iba camino desde Sevilla a tomar posesión de su nuevo cargo fue capturado por el alcaide de Jimena de la Fra., amigo de D. Álvaro. Como consecuencia, el duque de Medina Sidonia sitió y conquistó Jimena.


En 1468, tras la muerte del duque de Medina Sidonia y del rey aspirante D. Alfonso XII, el nuevo duque de la casa de Medina Sidonia, D. Enrique de Guzmán, obtuvo del Enrique IV una donación similar a la del difunto que legitimara su situación en 1469. Siguiendo esta búsqueda de apoyos para recuperar el poder efectivo, Enrique IV concedió en 1470 el "Fuero de Antequera", consistente en la absoluta exención tributaria para la plaza de Gibraltar.


La plaza se mantuvo como posesión de la casa hasta que los Reyes Católicos la reincorporaron a los dominios del reinado.

anuncio contentbotton

RETROFOTOGRAFÍAS

Últimas retrofotografías de La Línea

NUESTRA WEB

Valores, filosofía, objetivos...

¿Quiénes somos?

Un pequeño grupo de linenses preocupados por la investigación de nuestra cultura y su difusión.

¿Qué perseguimos?

Se trata de un proyecto nacido el 28 de febrero de 2013 sin ánimo de lucro, que quiere convertir el valor cultural de La Línea en sentimiento de pertenencia para los linenses y una fuente de riqueza económica.

Nuestra diferencia

Vemos y mostramos La Línea desde lo positivo, descubriendo su riqueza y fijando la mirada en el futuro. Rechazamos la gente tóxica.

Nuestros contenidos

Los artículos de esta web son de elaboración propia, fruto de una labor investigadora. Están registrados legalmente en la Propiedad Intelectual, por tal motivo nadie tiene autorización para copiarlos. Para ser usados por algúna persona, debe ser bajo permiso del administrador de esta web. 

 

JoomBall - Cookies