modulo menu principal

Buscar La Línea de la Concepción

fase ray

cuerda1

anuncio portfolio

Guerra Civil: el "José Luis Díez"

jld el saturno pasando combustible al jl diezjos luis diez camuflado

La Línea de la Concepción en el entorno de la guerra Civil: el destructor "José Luís Díez".

Para iniciar nuestra historia nos tendríamos que remontar al día 25 de agosto de 1938, en plena Guerra Civil española.

Dos pesqueros, el “San Fernando” y el “Con” faenaban conjuntamente cerca de las costas de Tánger. Eran dos barcos de madera de 23 y 28 metros de eslora, con una tripulación total de 24 marineros gallegos afincados en Algeciras. Identificados con la bandera roja y gualda, se dirigieron a las proximidades de dos buques, uno de guerra y el otro era un carguero que realizaban una maniobra de abastecimiento de combustible. Los pescadores, en un principio, reconocieron al buque de guerra como el HMS “Grenville” bajo pabellón británico e identificado con las siglas D19. Desde el destructor se les indicó a los pescadores que se aproximaran. Fue el momento des del desenmascaramiento: el destructor sustituyó la bandera que representaba su falsa procedencia y arrió la bandera republicana tricolor, mostrando así su verdadera realidad. Se trataba del destructor “José Luis Diez”, que había abandonado el Cantábrico y se dirigía a Cartagena para reunirse con el resto de la flota republicana junto al mercante “Saturno”.

jld pescadores subiendo al JLD


Por miedo a ser delatados por los pescadores, Castro Izaguirre arrestó a los 24 gallegos que fueron trasladados por turnos en botes salvavidas al destructor. Les dijeron que llevaran consigo todas sus pertenencias, por lo que intuyeron el final que iban a tener los barcos con los que se ganaban el sustento. Efectivamente, fueron hundidos sus nobles 

barcos, que se alimentaban de carbón, embistiéndolos con el “Saturno” para agilizar el hundimiento y terminar con cualquier rastro del desafortunado encuentro.

Después de este encuentro en la noche del 26 de agosto de 1936, el destructor “José Luis Diez” navegaba casi a 30 nudos embocando el Estrecho de Gibraltar, procedente de las costas de Tánger hacia el Mediterráneo. Entrado el nuevo día 27 de agosto, pasadas las 00:00 horas, el destructor republicano fue atacado con seis granadas trazadoras de una cañonera que escoltaba un transatlántico. Minutos más tarde, en torno a la 01:15 h. y a 4 kilómetros, se encontraba el poderoso crucero del bando sublevado “Canarias”. Castro Izaguirre, ordenó abrir fuego sobre él, pero un accidente en las baterías produjo una explosión que terminó con la 

vida de las primeras víctimas.


El “Canarias” comenzó con un incesante cañoneo de sus poderosas baterías, mientras el destructor devolvía los disparos con sus cañones de popa. Cerca de Tarifa el “José Luis Diez” fue alcanzado con un gran proyectil de 203 mm. en el sollado de fogoneros, casi en la misma línea de flotación. El horror se hizo presente en ese infernal disparo. El destino hizo que el 

lugar del buque donde se produjo el endemoniado impacto, se hubiera habilitado como habitáculo para encerrar a los prisioneros. En este caso, justo allí, estaban los 24 pescadores gallegos cautivos del “San Fernando” y el “Con”. Todos fallecieron. El agujero abierto en el casco permitió que 23 de sus cuerpos se fueran esparciendo por el mar, dejando un reguero de muerte y sangre en el Estrecho y la Bahía de Algeciras. El “José Luis Diez”, por el daño causado en el casco, llegó a Gibraltar a baja velocidad con su proa parcialmente hundida, como si de un cortejo fúnebre se tratara.

Tras varios meses de reparaciones en Gibraltar, el 30 de diciembre de 1936 abandonó el puerto para retomar su camino a Cartagena. Lo hizo por la noche y con las luces apagadas. La presencia del buque republicano en esos meses arremolinó un número importante de espías franquistas en Gibraltar y La Línea… esa noche terminaron su trabajo. Cuando el destructor salió a la Bahía de Algeciras, dos bengalas subían desde Gibraltar hasta el cielo lanzadas por los espía, que anunciaban de este modo a los barcos nacionales, el inicio de la persecución. Cuando esto ocurría, el capitán del minador franquista “Vulcano”, repartía anís entre su tripulación, excepto los artilleros para no enturbiar su tino en el tiro. 

jld daos en el casco del JLD donde se encontraban los 24 pescadores

Pasados unos minutos, desde la Atunara, unos pescadores vieron como un potente haz de luz asomaba por Punta Europa, era el reflector de Punta Carnero que intentaba delatar desde las sombras de la noche con su destello al “José Luis Diez”. Cuando el perseguido viraba por el sur del peñón, accidentalmente el reflector de Punta Carnero iluminó a los minadores nacionales  “Vulcano” y “Neptuno” que le esperaban al acecho para comenzar el ataque. Fue cuando Juan Antonio Castro Izaguirre dio la orden de disparar su artillería de proa contra el “Vulcano” y abordar al “Neptuno”, pero la dificultad de las maniobras que tenía previstas no se pudieron ejecutar, terminando por embestir al “Vulcano” y dañando así su casco. Fueron momentos de máxima tensión, en el que ambas tripulaciones, casi pudieron por unos instantes, sentir el aliento de su enemigo. El destructor lanzó un torpedo que pasó a ras de la cubierta del minador mientras las tripulaciones comenzaron a cruzar disparos de arma corta. Tan estresante fue la lucha por la supervivencia, que se llegaron a lanzar objetos de barco a barco… un marino republicano llegó a lanzar una botas al grito de “¡fascistas, hijos de puta!”

 

jld torres de proa del crucero canarias

Cuando el “José Luis Díez” rebasó la posición del “Vulcano” y se dirigía hacia la costa de La Línea, recibió dos impactos del “Neptuno”. Uno de ellos produjo víctimas mortales mientras el otro afectó la marcha del destructor, que disminuyó su velocidad. Fue entonces cuando el capitán del “José Luis Díez”, Castro Izaguirre, dirigió su barco a “Catalan Bay” para así vararlo.

Desde allí, la tripulación superviviente fue trasladada a la prisión militar  de Gibraltar y el “José Luis Díez” conducido a puerto. En los días siguientes el buque fue conducido al puerto de Algeciras y su tripulación repatriada.

anuncio contentbotton

RETROFOTOGRAFÍAS

Últimas retrofotografías de La Línea de la Concepción

NUESTRA WEB

Valores, filosofía, objetivos...

¿Quiénes somos?

Un pequeño grupo de linenses preocupados por la investigación de nuestra cultura y su difusión.

¿Qué perseguimos?

Se trata de un proyecto nacido el 28 de febrero de 2013 sin ánimo de lucro, que quiere convertir el valor cultural de La Línea en sentimiento de pertenencia para los linenses y una fuente de riqueza económica.

Nuestra diferencia

Vemos y mostramos La Línea desde lo positivo, descubriendo su riqueza y fijando la mirada en el futuro. Rechazamos la gente tóxica.

Nuestros contenidos

Los artículos de esta web son de elaboración propia, fruto de una labor investigadora. Están registrados legalmente en la Propiedad Intelectual, por tal motivo nadie tiene autorización para copiarlos. Para ser usados por algúna persona, debe ser bajo permiso del administrador de esta web. 

 

JoomBall - Cookies